letter

Lima, 14 de Octubre de 1943

Querida mía:

Debo decir con toda seguridad que si pudiera volver el tiempo atrás, elegiría aquellos días en que la lluvia púrpura de Madrid humedecía tus cabellos de fuego y tu aliento acariciaba mi rostro, cuando tomábamos helados de lúcuma y solíamos caminar por la orilla de nuestra playa de piedras… ¿recuerdas? lo sé, los recuerdos del ayer hoy han tomado el color del papel viejo y la felicidad ha mutado a tristeza, no hagas nudos en tu pecho y dispénsame, los ataques de melancolía son muy comunes a mi edad.

Los días aquí pasan muy lentos y la soledad es espantosa, aun más espantosa que mi enfermedad, lo único que me mantiene en pie es la pasión por la escritura y mi devoción por tu recuerdo, ya he leído mucho y mis ojos tras mis párpados caídos ya están muy cansados, prefiero dejar volar la pluma aun en la oscuridad, cuando las velas se han consumido… he escrito cientos de cartas que quizás nunca leerás, cuentos, poemarios, romances en tu nombre. Es un buen pasatiempo he, lo hago por que sistemáticamente iré perdiendo la memoria y me aterra pensar que algún día olvidare tu rostro, tu olor, el timbre de tu voz, no puedo aceptarlo… y si sucede que un día despierte sin saber tu nombre, he tallado tu rostro en mi alma, que a diferencia del cuerpo es infranqueable.

Otro de los motivos por el cual sigo vivo es mi hija, Lucía; que ya es toda una mujer, el séptimo día de cada semana visita mi vieja residencia con margaritas blancas en mano, se sienta a mi lado y lee mis cuentos y libros con la misma pasión que tú lo hacías, de vez en cuando toca el violín o la pianola para mí, tiene una extraña belleza. Me recuerda tanto a ti, lleva tu nombre en gracia de una promesa de nuestra juventud, ¿recuerdas aquella promesa? Siempre quise un hijo varón, y aunque fue voluntad de Dios no dármelo me envió en su lugar a un ángel, pronto ese ángel terminará su carrera de ingeniería y no sabes como me satisface el saber que es feliz, gracias a Dios esta comprometida con alguien a quien ama como alguna vez yo lo hice por ti… tiene el mismo brillo en los ojos, quizás peco en mi corazón, pero siempre desee que fuera nuestra hija, ella tenía diez años cuando su madre murió y para combatir la tristeza decidí adiestrarla en muchos artes, danza, música, literatura, filosofía… todo en el mas completo silencio pues se resistía a decir una sola palabra. Cierto día cuando le dictaba clases de filosofía dijo sus primeras palabras después de casi doce años: ¿Por que me llamaste lucía y no llevo el nombre de mi madre? Mi pecho casi estalla de la impresión, sonreí emocionado, pero el peso de su pregunta me helo sin poder decir palabra alguna, ella me miraba con sus grandes ojos azules, esperando una respuesta y quizás preguntándose él por que de mi nerviosismo, fue entonces cuando decidí contarle sobre tu existencia, abrí el viejo cofre de cedro y le mostré las cartas que había escrito para ti, algunas estaban deterioradas por el paso del tiempo, delicada e instruida lucía rompió el sello de una de ellas y mientras leía yo notaba que sus grandes ojos se llenaban de lágrimas y luche para no ceder al llanto, tras una larga pausa ella dejo el papel sobre el cofre y con la mirada mas dulce que he visto en mi vida dijo: ¿ella vive? Mi respuesta fue afirmativa pero le dije que estabas muy lejos cruzando el atlántico, y fue cuando ella exclamó: Si tu corazón esta cruzando el océano, ¿por qué no vas por él ahora que tienes el poder de hacerlo? No respondí, y de aquel sucedo ya han pasado tres largos años, no sé ni como hago retentiva, en el laberinto de mi mente se han perdido muchos recuerdos valiosos, desde entonces me he esmerado en no extraviar los nuestros, a manera de apología y con una constelación de letras he construido un universo en el cual nunca te olvidaré.

Créeme, he pagado toda una vida el precio de dejarte en brazos de un hombre de pecho apolillado, perdóname, solo que vi en tus ojos un brillo sin igual mientras lo mirabas, solté tu mano empaqué mi alma y me marché, errores grandes o pequeños, da igual ahora que estas tan lejos Lucía mi hija, insiste en la osada travesía de buscarte pero se que el libro de nuestra historia es viejo y de hojas quebradizas, temo romperlas en el intento. Siento que se me acaba la vida amor mío, y temo morir sin haberte dicho cuanto te amo, debí decírtelo, en los días de nuestra mocedad, antes de que cuelgues el teléfono y rompas en llanto, mil veces perdóname, ¿te has imaginado a un escarabajo enamorado de la estrella más brillante del firmamento? Desde que te deje ir, me he sentido así, y no ha podido ser peor, pues esta enfermedad me condena a olvidarte, y a dejarte ir unas ves mas en mi mente. Debí escribir esta carta 40 años antes e ir por ti, lo lamento tanto, sé que nos encontraremos pronto, mas pronto de lo que te imaginas, siempre pensé que en vidas pasados fuimos algo, ¿Madre e hijo? ¿Esposo y esposa? “Las mismas generaciones suelen encontrarse en las otras vidas? decía Brian Weiss y yo tengo esa esperanza; sé que te sorprende cuanto ha cambiado mi forma de ver el mundo, un hombre de ciencia con semejantes pensamientos, pero a estas alturas de mi vida necesito evocar mi esperanza y ese algo eres tú. Lucía te envía el bouquet de su matrimonio, te admira y esta orgullosa de llevar tu nombre, existen días que nos pasamos toda la tarde tomando el té y platicando tu recuerdo, para ella es como un libro de los que escribo, tan interesante como Weiss resulto para mí. Te amo mujer cabellos de fuego, pronto estaremos juntos, muy pronto.

en el olvido, atte.
nells.

5 Responses to “letter”

  1. Zezé Says:

    ayayayay casi me haces llorar weoncito… ◘!!

  2. Anichus Says:

    ^^! esta muy bonito… volviste a las andadas suerte!

  3. mattie Says:

    y apoco no son justo esas motivaciones las que le dan tanto,pero tanto sabor a la vida?
    saludos y buena semana

  4. Jim Says:

    Jorge como siempre me dejaste helado, te felicicto muy buen post, muy sentido, suerte amigo :D

  5. Moxo Says:

    Hay momentos y personas que marcan nuestra vida de una manera increible, y la mujer de cabellos de fuego está hecha para adorarse, muy buen post Llorch, realmente me ha gustado mucho

Leave a Reply

We use Thank Me Later.